PRACTICAS ECOSÓFICAS Y RESTAURACIÓN DE LA CIUDAD SUBJETIVA.

15 Nov

Este texto fue escrito por Félix Guattari (1930-1992) psicoanalista y filósofo, miembro de la École freudienne de Paris y fundador de las revistas “Recherches” y “Chimères,” en la que apareció por primera vez, publicándose con posterioridad, en la revista Quaderns nº238.  El texto nos insta a reflexionar sobre le ser humano contemporáneo , el cual está desterritorrializado . El ser humano contemporaneo ha perdido las referencias de su pasado. Guattari se pregunta si hemos de lamentar está perdida de referencias. Para Guattari la respuesta a esta situación estanca del planeta sólo se solucionará organizando nuevos territorios transculturales, transnacionales, transversalistas y universos liberados del poder territorializado.

 

El autor enfatiza en que no es posible la recomposición del sistema sin una reformulación del crecimiento económico locamente cuantitativo situado sólo bajo la teoría de la economía del beneficio y el neoliberalismo, para sustituirlo por un sistema de desarrollo cualitativo que rehabilite la singularidad y la complejidad. Propone un entrelazamiento entre ecología ambiental, científica, económica, urbana, social y mental que bautiza como Ecosofía, no para englobar estos enfoques y realizar una ideología totalitaría , sino muy a lo contrario con la intención de crear una perspectiva ética y política de la diversidad. Guattari propone la instauración de “una ciudad subjetiva” capaz de reorientar las finalidades tecnológicas, científicas y económicas, las relaciones internacionales y los medios de comunicación de masas, para permitir la eliminación del existente nomadismo falso, por un nomadismo existencial intenso. Esta nueva definición colectiva de la finalidad de las actividades humanas depende de la eco-evolución de la mentalidad urbana.

 

En la actualidad la mayoría de población del planeta se encuentra en las aglomeraciones urbanas. Las ciudades actuales son centros de equipamientos materiales e inmateriales que tejen una red planetaria gracias a los nuevos sistemas digitalizados. Así pues “la ciudad mundo” es la nueva imagen del capitalismo mundial integrado y desterritotializado , los ciudadanos de esta ciudad mundo se han esparcido en el conjunto multipolar de ciudades que abarcan la superficie del planeta. Esta nueva configuración de una red planetaria del poder capitalista ha homogeneizado sus equipamientos urbanos y de comunicación y la mentalidad de sus élites. A su vez a exagerado las diferencias dentro de los polos urbanos, entre las mallas urbanas sobreequipadas tecnológica e informaticamente y zonas de pobreza. La subjetividad colectiva dirigida por el capitalismo se ha situado dentro del campo de valores : rico/pobre; autonomía/asistencia; integración/desintegración. Ante este escenario Guattari se pregunta si este panorama de valores es el único y si no podemos fomentar otros modos de valorización (solidaridad, estética ecología..). Para él la Ecosofía se centra en una nueva redistribución de los valores. Otras motivaciones que no sean la atroz amenaza de la miseria  han de ser capaces de promover la división del trabajo y la dedicación de los individuos a actividades socialmente reconocidas. Esta refundación ecosófica de las prácticas se ha de establecer de forma escalonada primero en los niveles más cotidianos. Personales, familiares, de vecindad hasta llegar a los retos geopolíticos y ecológicos del planeta. Debe cuestionarse la separación entre lo civil y lo público, entre lo que es ético y lo que es político y reclamarse la redefinición de las formas colectivas de expresión, concentración y realización. Se trata de combinar una organización compleja de la sociedad y de la producción junto con una ecología mental y de relaciones interpersonales de un nuevo tipo.

 

Guattari presenta diversos rasgos que marcan el porvenir de la urbanización dentro del contexto actual y que a menudo son contradictorios: un fortalecimiento del Gigantismo en las ciudades ; una  constricción del espacio de la comunicación ; un fortalecimiento de las desigualdades globales ; Constitución de subconjuntos urbanos “tribalizados”. Y por último un movimiento de población doble y contradictorio: 1.Movimiento de fijación de la población a los espacios nacionales

2.Movimiento contrario de nomadismo urbano, que puede ser por nomadismo cotidiano, grandes distancias del trabajo al hogar o nomadismo de trabajo al o nomadismo de la población del tercer mundo hacia países ricos .

 

Las ciudades, para Guattari, se han convertido en “megamáquinas” productoras de subjetividad individual y colectiva mediante los servicios colectivos y los medios de comunicación de masas. No podemos separar los aspectos de infraestructura material de sus funciones existenciales. La sensibilidad, la inteligencia, el estilo interrelacional y hasta los fantasmas inconscientes están modelados por estas megamáquinas. De aquí la importancia que se implante una transdisciplinaridad entre urbanistas, arquitectos y todas las disciplinas de las ciencias sociales, humanas y ecológicas.

 

El autor no deja de reseñalar la importancia de llevar la  conciencia ecológica más allá de la “recuperación” del medio ambiental y llegar también a la ecología del campo social y del campo mental. Por ello es primordial que la nueva sociedad basada en los valores positivos de la ecosofía, considere como primordiales remediar la miseria moral, la perdida de sentido que va anulando cada vez más la subjetividad de las poblaciones desarraigadas y sin futuro , dentro de las mismas ciudades capitalistas. Ya no podemos contentarnos con definir la ciudad en términos de espacialidad ya que la naturaleza del fenómeno urbano ha cambiado. La ciudad produce el destino de la humanidad, sus proporciones así como sus segregaciones, la formación de sus élites, el porvenir de la innovación social y de la creación en todos los ámbitos.

 

En el texto se hace una descripción de los factores que llevarán a poner cada vez más el acento sobre la ciudad como medio de producción de la subjetividad mediante nuevas prácticas ecosóficas:

1.Las revoluciones informáticas, robóticas, telemáticas, biotecnológicas.

2. Enorme crecimiento demográfico a escala planetaria y sobretodo de los países pobres.

3. Pronunciado descenso demográfico en los países desarrollados.

4. La expansión de las tecnologías de información y control permitirán considerar de manera distinta las relaciones jerárquicas existentes actualmente entre las ciudades y los barrios de una misma ciudad.

5. Los sectores culturales y educativos el acceso a una multitud de cadenas de cable, bancos de datos, cinematecas, etc. podrían abrir posibilidades de gran alcance, especialmente en el campo de la creatividad institucional.

Para finalizar Guattari enfatiza que estas nuevas perspectivas sólo tendrán sentido si son guiadas por una verdadera experimentación social que conduzca a una evaluación y una reapropiación colectiva y que enriquezca la subjetividad individual y común de la comunidad. Para finalizar Guattari nos resalta la importancia de la calidad de la producción de esta nueva subjetividad como la primera finalidad de las actividades humanas, cuya responsabilidad no recae únicamente en los especialistas ( arquitectos y urbanistas) sino en todos los integrantes de la “ciudad subjetiva, aunque serán estos los encargados de guiar las decisivas bifurcaciones de la ciudad subjetiva.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: